Filtros Cerrar Borrar filtros
Compañías >
Discriminación horaria >
Permanencia >

luz
Las mejores ofertas de Luz

78 tarifas
Ordenar por
Filtros

¿En qué consiste una tarifa de luz y cuál elegir?

El consumo eléctrico hace referencia a la energía que cada uno de nosotros consume al mes, el cual lleva un determinado precio por cada kilovatio hora (kWh). Para calcular la cantidad que tendremos que pagar mensualmente se multiplicará el consumo por el precio del kWh, el cual será diferente según cada comercializadora. Además, habrá que sumarle los impuestos obligatorios o las comisiones que establezca la compañía por gastos de gestión o similar.

Es por este motivo que destacamos la importancia de buscar y comparar entre las diferentes empresas y los precios y condiciones que ofrecen en cada una de sus tarifas eléctricas, siempre con el objetivo de poder ahorrar a final de mes. A continuación te explicamos las características básicas de una tarifa de luz y unos consejos para que, independientemente de con quién tengas contratada la luz, puedas ahorrar en tus facturas.

El precio de la luz

El precio de la luz (kWh) es algo que puede variar en función de cada comercializadora de energía, así como de la tarifa de luz que tengamos contratada. El funcionamiento se basa en tener un contador inteligente que sería integrado en la red para saber lo que pagamos realmente por cada hora. Después, la comercializadora de energía multiplicará tu consumo con el precio del kWh y sacará la cantidad que recibirás a final de mes en tu factura.

Respecto a la regulación de este precio, se ha comprobado que cuando un año es altamente lluvioso o ventoso, el precio de la energía se reduce, comparándolo con otro año que sea más seco. Aún así, es cierto que el precio de la luz suele ser bastante variable. Esto dependerá del tipo de tarifa que contrates, puede ser:

  • Una tarifa según mercado o de precio voluntario (pvpc), en la que el precio del kWh cambiará a cada momento del día. La mayoría de compañías ofrecen un histórico de precios que podrás consultar para hacerte una idea de cuál es el gasto medio y poder tomar una decisión más firme.
  • Una tarifa con cuota fija, en la que pagarás un precio fijo todos los meses y se podrá establecer una regularización de tu consumo para ajustar las cuentas.
  • Una tarifa en la que pagues solamente lo que consumes, siempre ajustando la potencia contratada a tus necesidades personales.

Discriminación horaria, ¿de qué se trata?

La tarifa de discriminación horaria hace referencia a un tipo de tarifa que abarca dos períodos horarios diferentes. Este tipo de tarifa es una oferta que se adapta a las necesidades de aquellas personas que no pasan tiempo en casa durante el día y, por tanto, el mayor consumo energético se concentra en las horas nocturnas. Por este motivo se le aplica un precio especial a estas horas, ya que durante el resto del día no se va a realizar el gasto.

A este tipo de tarifa también se le ha conocido como tarifa nocturna, reduciendo el precio por la noche. Para que se nos quede claro, con una tarifa básica pagaremos lo mismo las 24 horas de cada día, y con una tarifa con discriminación horaria pagaremos diferente según la franja del día en que nos encontremos. A continuación te explicamos los dos períodos horarios que las compañías establecen normalmente:

  • El período valle: es la franja más económica para las tarifas con discriminación horaria.Las horas de su funcionamiento variarán según la estación del año, en verano suele abarcar de 23h a 13h, y en inverno de 22h a 12h.
  • El período punta: en esta franja horaria el precio del kWh será más caro que en una tarifa normal, ya que abarca las horas centrales del día y con la discriminación el descuento se realiza por la noche. Las horas son, por el contrario, las que no cubre el período valle que hemos nombrado anteriormente.

Esta discriminación de horarios se aplica en todos los tipos de tarifas. Así, las tarifas de mercado regulado o pvpc, a pesar de que el precio cambie a cada momento del día, lo hace en torno a los dos períodos horarios. Lo mismo ocurre con las tarifas que establecen una cuota fija o en las que se paga solamente lo que consumes.

Cómo calcular el consumo eléctrico de una casa

Hay que mencionar el hecho de que calcular el consumo eléctrico no es algo concreto y exacto. Porque como bien sabemos no todos los meses vamos a realizar el mismo gasto, lo que se va a ver reflejado en las tarifas luz. Para hacerlo sencillo, relativamente, podemos medir la potencia de cada aparato eléctrico que tengamos en nuestra casa y, a continuación, sumarlo al tiempo que están conectados. Aunque, por otro lado, también te puedes hacer con un medidor para estos casos.

Para hacernos una idea hay una serie de promedios que no está de más conocerlos:

  • Si la televisión está encendida unas 8 horas cada día, supone unas 240 horas al mes y 37,40 Kwh de consumo.
  • La vitrocerámica si la usamos un par de horas cada día, al mes serían unas 60 horas y 72 Kwh en su consumo.
  • El microondas con tres horas al día suponen 90 horas al mes y un consumo de 108 Kwh.
  • La luz con tenerla unas 6 horas al día, llegamos a hablar de 180 al mes y 43,2 Kwh.
  • Una hora al día de lavadora supone 30 horas al mes y un consumo eléctrico de 9,9 Kwh.

Una vez que hemos conocido lo que consume cada uno de nuestros electrodomésticos, es importante que conozcamos y tengamos en cuenta una serie de consejos para ahorrar lo máximo posible en nuestra factura mensual de la luz.

¿Cómo ahorrar en la factura de luz?

Quizás no es algo sencillo de hacer, porque ahorrar en la tarifa de la luz puede darnos muchos quebraderos de cabeza, pero siempre hay una serie de consejos o pasos que podemos llevar a cabo:

  • Siempre que no usemos un electrodoméstico, debemos desconectarlo y evitar así el denominado consumo fantasma.
  • Debemos aprovechar siempre la luz del sol como primera opción antes de encender las bombillas.
  • Si utilizas el aire acondicionado, te recomendamos apagarlo una hora antes de salir de casa y aprovechar esa energía.
  • No te olvides limpiar el aparato para evitar que se obstaculice la salida de aire acondicionado y tenga un correcto funcionamiento, evitando que el consumo energético sea mayor.
  • Sin duda, el hecho de cambiar de tarifa luz es otro de los pasos imprescindibles. Para ello debemos hacer una comparativa de las compañías y de las condiciones que nos ofrecen.

MUCHAS GRACIAS

En breve se pondrán en contacto con usted.