Filtros Cerrar Borrar filtros
Compañías >
Tarifa acceso gas >

gas
Las mejores ofertas de Gas

41 tarifas
Ordenar por
Filtros

Tarifas de gas

A la hora de contratar una tarifa de gas, debemos tener en cuenta que una parte del precio de la misma estará regulado por el gobierno, mientras que otra parte entra dentro de lo que se llama mercado libre. Este mercado libre es el espacio que se permite a las operadoras de gas para fijar sus precios, permitiéndonos el margen para elegir la que mejor se adapta a nuestras necesidades. De este modo, tendremos una amplia oferta a elegir entre todas las compañías que ofrecen numerosos productos.

Tarifas de gas natural: clasificación

Hay que decir que por regla general, las tarifas de gas natural pueden variar. Dependen del consumo anual, así como de la presión a la que cada cliente se haya contratado. Por ello, cada compañía nos puede ofrecer diferentes precios, aunque en la gran mayoría el resultado final no varía demasiado. Según la clasificación general de las tarifas de gas, debemos centrarnos en las siguientes tarifas de acceso:

  • Los clientes con un consumo que está por debajo de los 5 000 Kwh al año entrarían en la llamada tarifa 3.1. Se trata de las tarifas de gas más baratas.
  • Los clientes que tienen un consumo de entre 5 000 y 50 000 Kwh al año se acogen a las tarifas 3.2.
  • Las tarifas 3.3 son para clientes que tienen un consumo de entre 50 000 y 100 000 Kwh
  • Si el consumo es superior a 100 000 Kwh al año, entonces entrarían en la tarifa 3.4, generalmente para grandes empresas.

Las tarifas que tenemos en nuestro país se dividen en dos partes: las llamadas tarifas reguladas, donde es el gobierno quien pone los precios; y, por otro, las de mercado libre, que son ofertas que se adaptan a la situación del mercado. Aunque sí es cierto que para usuarios con necesidades muy concretas habrán ofertadas otro tipo de tarifas de gas.

Además, al igual que en las tarifas de luz, o de luz y gas, es importante señalar que todas las tarifas cuentan con un término fijo, o importe constante que debemos pagar por el suministro, y un término variable, que se determina por el consumo en el período de facturación.

Tipos de instalación de gas

La instalación de gas siempre se debe efectuar por técnicos especializados. Como bien sabemos, es una fuente de energía que cuenta con menores emisiones de CO2 en comparación con el carbón o el petróleo. Además, se hace imprescindible a la hora de ser calentar muchos de nuestros hogares con las actuales configuraciones de calefactores, y de proporcionar agua caliente a muchas viviendas. Si hablamos de los tipos de instalación de gas existentes, debemos mencionar los siguientes:

  • Instalación receptora común: También la conocemos como IRC. Es una de las más básicas para pisos y comunidades. Se suele instalar a la toma general, aunque más tarde cada piso tendrá que hacer la instalación individual de calefacción de gas.
  • Instalación receptora individual: Es la instalación para cada piso o casa. Antes de pasar a esta instalación debemos asegurarnos de que existe la anterior, siempre que estemos hablando de un piso, ya que de este modo, tan solo se necesitaría conectarla con la instalación central de dicho piso. Cuando hablamos de una casa, hay que instalar una toma gas antes de pasar a este tipo de instalación. Se establece fuera de la casa en una especie de caja o armario que se encargará de proteger la conexión para su correcto funcionamiento.

¿Cuál es el consumo anual de gas?

El contador de gas es el que cuenta la energía consumida, por lo que las comercializadoras de gas transforman dicho dato en kwh, y así se aplican las tarifas de gas. No se puede establecer un consumo anual de gas exacto, pues siempre dependerá de varios factores. En términos generales, una persona puede llegar a gastar alrededor de 1900 kwh, mientras que en el caso de dos personas, se elevaría a 3750 y de tres, a 5050, aproximadamente.

Cambiar de compañía de gas

Al igual que las compañías telefónicas, muchas empresas suministradoras de gas imponen una permanencia a sus clientes en algunas de sus tarifas. El propósito de estas suele ser garantizar que la compañía no tendrá pérdidas, pues suelen incluir la gratuidad de la instalación de sus equipos específicos, así como del contador (aunque de este sí que deberás pagar un mantenimiento).

En caso de que quieras cambiarte a otra tarifa, tengas o no una permanencia que pagar, deberás esperar alrededor de medio mes desde que se ha cumplimentado y autorizado toda la documentación.

MUCHAS GRACIAS

En breve se pondrán en contacto con usted.