Las Mejores Tarifas de Gas de verano de 2019

La mayoría de los hogares españoles emplean gas natural para calentarse. Aunque cada vez hay más usuarios pasándose a los sistemas eléctricos, aún son muchos los que siguen empleando el gas para alimentar sus calderas. Para más inri, aunque ya no son tan comunes desde que las placas vitrocerámicas se popularizaran, las cocinas de gas siguen estando presentes en buena parte de los hogares más antiguos por toda España.

 

Es buena idea que todos esos usuarios revisen de vez en cuando el mercado, para comprobar cuáles son las tarifas más ventajosas para obtener un servicio de calidad a buen precio. Pero hacerlo requiere a menudo una buena dosis de esfuerzo y de tiempo revisando cada compañía en busca de la tarifa que mejor te convenga. Para eso, siempre puedes contar con nuestro buscador de tarifas para obtener las mejores ofertas del mercado. Hagamos un pequeño repaso por las tarifas más notables del verano de 2019:

¿Cuánto consume tu hogar?

Hay que empezar mencionando que en función del consumo de tu hogar, tendrás que estar sometido a tarifas kW/h diferentes. Si en tu casa se consume menos de 5.000 kilowatios cada año, se trata de una vivienda de bajo consumo de gas. El tipo de hogares que tienen este consumo son casas pequeñas con caldera de gas natural únicamente para calentar el agua para la ducha, empleando la electricidad para el resto de usos. Si tu hogar consume entre 5.000 y 50.000 kilowatios al año, es probable que emplees el combustible fósil para cocinar, para alimentar la calefacción y para cocinar también, aunque no es tan fácil llegar a estos niveles. Es muy común encontrar en esta franja a los restaurantes, pues los cocineros suelen emplear cocinas de gas ya que les otorgan mayor flexibilidad y eficiencia.

 

El tercer tipo es en el que se encuentran los establecimientos que consumen más de 50.000 kW al año. Suelen ser siempre empresas grandes o establecimientos especiales. Raramente los encontraremos en hogares, salvo que se trate de casas alpinas con aislamiento pobre. Esta tarificación se subdivide entre los tipos 3.3 (entre 50.000 y 100.000 kW) y 3.4, el más elevado (más de 100.000 kW).

¿Energía ecológica?

La proveniencia del combustible también es un factor importante. Aunque muchas compañías energéticas publicitan el gas natural como si se tratara de una fuente de energía ecológica, o incluso renovable, la realidad es bien distinta: el gas natural es un combustible fósil contaminante, y desde luego, no es renovable en absoluto. Hasta hace un par de décadas, el gas natural, que se genera junto al crudo, era quemado como subproducto de la explotación petrolífera. Hoy en día, se extrae y se comercializa. Eso sí, el gas natural es bastante menos contaminante que la quema de carbón o de petróleo. Requiere muy poco tratamiento posterior a la extracción, al contrario que el crudo, y su combustión, aunque genera gases de efecto invernadero, lo hace a un grado muy inferior a los demás combustibles fósiles.

 

También es altamente eficiente energéticamente, y el hecho de que sea conducido por tuberías hasta los hogares lo convierte en una solución cómoda y barata para alimentar una vivienda. Ten en cuenta, eso sí, que si el consumo es muy bajo, probablemente el gas natural te salga más caro que las demás soluciones, pues los costes de mantenimiento de la instalación son elevados, mas si tienes un consumo algo más elevado, el gas natural será más rentable que otras soluciones, como la electricidad, a la hora de cocinar o de hacer funcionar la calefacción.

 

Sin embargo, el origen del combustible también puede ayudar a reducir la huella ecológica. Si este proviene de lugares remotos, seguramente será indirectamente más contaminante debido a la huella de carbono del transporte. Si, además, el gas natural ha sido recolectado mediante fracking, puedes estar seguro de que es de todo menos ecofriendly. Las energéticas españolas incluyen en los datos de sus tarifas si el gas natural que comercializan proviene de fuentes más o menos ecológicas. Si te preocupa tu huella de carbono, puede servirte para discriminar y decidir entre todas las tarifas.

 

Por último, ten en cuenta que existen tarifas con un precio fijo, que pagarás de forma constante en función de tus kW/h consumidos, y otras cuyos precios se sincronizan a los valores de mercado del gas. Mientras que las primeras te darán mayor estabilidad, las segundas podrían servirte en momentos de bonanza económica.

Tarifas para viviendas con bajo consumo

La tarifa más barata a fecha de junio es la Cepsa Hogar Fija Gas Natural, que te saldrá por 247,24 euros si gastas 3.000 kilowatios al año. Junto a ella también dispondrás de un 12% de descuento en carburantes automovilísticos Cepsa. No tiene permanencia, por lo que podrás cambiarte a otra en cualquier momento.

 

Con Plan Carrefour @Click, EDP toma la segunda posición, por un precio de 269,9 euros anuales. Con EDP podrás gestionar tus tarifas y facturas mediante su página web, y ello sin ningún compromiso de permanencia.

 

 

Factor Energía le saldrá a los hogares con bajo consumo por 269,9 euros anuales con la Tarifa Fija 3.1. No deberás firmar permanencia alguna.

 

 

Repsol, la mayor energética española, ofrece su tarifa Gas & Más por 272,83 euros al año, sin verse alterada así la tarifa anual. Eso sí, los servicios de la mayor energética del país tienen su coste: tendrás que pasar por una permanencia de 12 meses.

 

Para terminar, Naturgy ofrece por 281,89 euros anuales su tarifa Básica Gas, sin ninguna permanencia.

 

Tarifas para viviendas con un consumo medio

 

En cuanto a las viviendas con un consumo más elevado en gas natural, la tarifa más económica en junio de 2019 es la Hogar Fija Gas Natural de Cepsa, por 447,66 euros si tu consumo es de 6.000 kilowatios al año, sin ningún tipo de permanencia.

 

 

EDP la sigue un poco por detrás con Plan Carrefour @Click, ya que su tarifa te costará 447,66 euros anuales, sin permanencia.

 

Iberdrola ofrece su Plan Gas Hogar T2 por 486,57 euros anuales, aunque solo podemos contratarla por Internet. Carece de permanencia.

 

Repsol continúa en la cuarta posición con su Gas & Más con un coste anual de 495,28 euros, pero ojo, con una permanencia de 12 meses.

 

 

Por último, Alcanzia ofrece su tarifa Gas 3.2 por 495,31 euros, muy similar a la anterior pero sin ninguna permanencia.

 

Tarifas para viviendas y negocios con un consumo muy elevado

Si tu consumo anual es de 12.000 kilowatios, con Cepsa y su Hogar Fija Gas Natural dispondrás de la tarifa más económica con un consumo elevado por 779,29 euros sin permanencia.

 

 

Un importante salto hay hasta la siguiente opción en el ranking. El plan Gas Hogar de Iberdrola tiene un coste anual de 844,77 euros sin permanencia.

 

 

 

Repsol asciende hasta la tercera posición con su Gas & Más con una permanencia de un año por 863,65 euros anuales.

 

 

Por 864,58 euros, Alcanzia ofrece su tarifa Gas 3.2, sin ningún tipo de permanencia.

 

 

Por último, destacamos también a Factorenergía, con tu Tarifa Fija 3.2, por un precio anual de 872,16 euros, y sin permanencia.

 

 

Consejos para elegir tarifa

Además del precio del kW/h, y de si la energía que te ofrece es más o menos limpia, también deberás considerar si te compensa contratar tu tarifa de gas natural junto con tu línea eléctrica. La mayoría de las operadoras que ofertan gas hacen lo propio con la electricidad, y cuentan con descuentos para la contratación de ambos juntos.

 

Por supuesto, también deberás considerar cuál es tu consumo, pues de ello dependerá que te convengan unas u otras facturas, como has podido comprobar. Para saber cuánto consume tu hogar, puedes revisar tus facturas de gas, donde aparece el consumo anual de tu vivienda más o menos desglosado.

 

Te recomendamos nuestro buscador para averiguar qué tipo de tarifa es la más adecuada para ti. ¡Nosotros hacemos el trabajo!

Comments

mood_bad
  • No comments yet.
  • chat
    Add a comment